You are currently browsing the monthly archive for febrero 2011.

Pa´ que bailen los muchachos

Entonces fue mi cumpleaños, y Rosi me preparó una riquísima torta de piña y zanahoria, decorada como si fuera una profesional (realmente lo es, es chef). También organizamos una milonga, y aunque fue poca gente por cruzarse con la otra milonga, fueron los más amigos. Más tarde me llevaron a un bar con almohadones a comer unas pizzas, y me cantaron el feliz cumpleaños en varios idiomas (pero no a la vez!). El de Venezuela (lo cantó Mari) se pasa, dura unos 4 minutos hasta que empieza el que conocemos nosotros.

Lee el resto de esta entrada »

Tango en el Marriot

Pasaron otros varios días desde la última vez. Mi portugués mejoró mucho, gracias al libro de Bossa-nova, un libro de mitología y otro de Georg Groddeck, el psicoanalista outsider que inventó la medicina psicosomática. Se llama “O livro dIsso”, del Ello. Es super fácil de leer porque en vez de ser capítulos son cartas que escribe a una supuesta amiga, donde explica, por ejemplo, cómo uno se puede enfermar por culpa del Ello que quiere que hagamos (o no) alguma coisa. Entonces, romperse una pierna puede significar una resistencia a avanzar, o una gran panzota una forma de embarazo (incluso en hombres, porque el Ello no diferencia entre hombres y mujeres, ni sabe de edades). En cuanto el analista ayuda a hacer consciente eso que está tapado en el inconsciente, el paciente se cura. Además repasa las cosas ya conocidas: complejo de castración, de Edipo (edípico decía un profe de la facu libre: el de Edipo es del ciego y de nadie más), los símbolos, transferencia, cosas reprimidas, etc. Muito interessante.

Lee el resto de esta entrada »

Relax, música y ¿bonsai?

Saben que sigo acá, cerca de Quito, en la casa de Rober. En el piano (ahora afinado) aprendí a tocar Oblivión (y con él acordes como se deben tocar, partidos), y ahora estoy con un tema de Amelie, Comptine d’un autre eté. Además aprendí al fin a sacarle sonido al serrucho, aunque todavía no me sale muy bien tocar una canción. Y como Rober vivió muchos años en Brasil y no soy de perder oportunidades, estoy aprendiendo a tocar bossa-nova en la guitarra y… ¡português! eu não falo ainda muito bem, mais posso ler. De hecho siempre ando con algún libro en portugués para ir practicando.

Lee el resto de esta entrada »